8 recomendaciones para cuidar la piel atópica del niño durante los meses de frío

Protege la piel atópica de tu hijo

Es conveniente que mantengas en casa una temperatura ambiental constante, alrededor de los 20ºC.

Utiliza humidificadores para evitar que el ambiente se reseque; para el niño con piel atópica es recomendable una humedad ambiental del 50%.

Evita los cambios bruscos de temperatura (de frío a sudor). Para ello, viste a tu pequeño con ropas superpuestas que se puedan quitar o añadir con facilidad.

Es muy importante que tu niño no sude, pues el sudor es un irritante de la piel y puede desencadenar un brote de lesiones eccematosas.

No utilices como prenda de abrigo la lana: produce picor y puede desencadenar brotes de eccemas.

La ropa de los niños con dermatitis atópica debe ser de tejidos naturales, como el algodón.

Durante la colada de la ropa de tu niño (también ropa de cama, toallas...), añade un aclarado extra para eliminar restos de detergentes o suavizantes.

Hidratar la piel de tu pequeño con cremas hidratantes o emolientes mejora la función barrera y aumenta las defensas de la piel frente a las bajas temperaturas.

Información elaborada por:
Dra. Aurora Guerra
Jefa de Sección de Dermatología del Hospital Universitario 12 de Octubre. Madrid.
Profesora Titular de Dermatología Médico-quirúrgica y Venereología. Universidad Complutense de Madrid.
Dra. Elena González Guerra
Médico Adjunto de Dermatología del Hospital Clínico San Carlos. Madrid.
Profesora Asociada de Dermatología Médico-quirúrgica y Venereología. Universidad Complutense de Madrid.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies