El sol y la piel del paciente con piel atópica

¿Sabías qué...?

  • Cerca del 50% de la dosis total de radiación solar capaz de producir eritema o piel roja se recibe durante la infancia.
  • Los lunares o nevos melanocíticos de los niños y los adultos son más numerosos en las zonas de piel que han tenido quemaduras solares.
  • Los niños con piel atópica mejoran con dosis de rayos ultravioleta que no lleguen a quemar la piel porque se modifica la inmunidad.
  • Hay que dar 400 UI diarias de vitamina D a los niños y adolescentes, aunque tomen el sol de forma moderada.
  • La fotoprotección de los niños debe basarse fundamentalmente en la ropa amplia de trama tupida y color oscuro, sombrero y gafas, evitando las horas centrales del día.
  • Hay que dar cremas fotoprotectoras a los niños entre 6 meses y 2 años que llevan ropas amplias para protegerse del sol, solo en las pequeñas zonas que no están cubiertas por la ropa.

Niña en la playa

Información elaborada por:
Dra. Aurora Guerra
Jefa de Sección de Dermatología del Hospital Universitario 12 de Octubre. Madrid.
Profesora Titular de Dermatología Médico-quirúrgica y Venereología. Universidad Complutense de Madrid.
Dra. Elena González Guerra
Médico Adjunto de Dermatología del Hospital Clínico San Carlos. Madrid.
Profesora Asociada de Dermatología Médico-quirúrgica y Venereología. Universidad Complutense de Madrid.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies