La influencia del estrés en el paciente con atopia

¿Sabías qué...?

  • El picor es la principal característica que requiere el diagnóstico de la dermatitis atópica.
  • El hecho de tener una enfermedad crónica y la necesidad de adaptarse a ella pueden modificar la personalidad de un niño con dermatitis atópica.
  • El estrés puede desencadenar un brote de dermatitis atópica o empeorarlo si ya existe.
  • Existe una importante relación de doble sentido entre la piel y la mente, en general, y en el paciente con piel atópica, en particular.
  • El rascado compulsivo puede llevar a sentimientos de culpa que generan ansiedad.
  • La sobreprotección es contraproducente, pues el niño o adolescente se siente “diferente” de sus compañeros y amigos.
  • La falta de sueño puede conducir a un estado de agotamiento físico y mental con alteraciones del humor, trastornos de conducta y disminución del rendimiento en la escuela o el trabajo.
  • La comunicación, con información adecuada, consejos y enseñanza de técnicas de autoayuda psicológica, mejora la evolución psíquica y física del niño y adolescente con dermatitis atópica.

Niño

Información elaborada por:
Dra. Aurora Guerra
Jefa de Sección de Dermatología del Hospital Universitario 12 de Octubre. Madrid.
Profesora Titular de Dermatología Médico-quirúrgica y Venereología. Universidad Complutense de Madrid.
Dra. Elena González Guerra
Médico Adjunto de Dermatología del Hospital Clínico San Carlos. Madrid.
Profesora Asociada de Dermatología Médico-quirúrgica y Venereología. Universidad Complutense de Madrid.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies